[Caso Zidane] El poder de la simpatía para enamorar a tus clientes

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp
[Caso Zidane] El poder de la simpatía para enamorar a tus clientes
Puntúa el post

Soy copywriter de marca personal para emprendedores que quieren brillar. Conmigo aprenderás a diferenciarte para destacar. Descubre el Copywriting&Marca Personal!!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp

4 comentarios en “[Caso Zidane] El poder de la simpatía para enamorar a tus clientes

  1. Lo de la sonrisa es muy cierto, pero tiene que ser sincera.

    Me explico: al final, tienes que ser tú mismo. De lo contrario, tu cliente se sentirá engañado.

    El ejemplo lo tienes en MotoGP: Valentino Rossi es un as manejando a la prensa. Con una sonrisa los tiene a todos en el bolsillo.
    El año pasado, a final de temporada, realizó una maniobra sospechosa con la que Marc Márquez se fue al suelo. Muchos hablaron de una patada del italiano al catalán (nunca pudieron demostrar que no la hubiera y mandaron callar a los que decían que sí).
    ¿Resultado? Rossi ha pasado de estar entre los 5 deportistas más queridos en España a estar en el renglón de los 140. Muchos aficionados se sintieron engañados.

    Por eso, ante todo sinceridad.

    Fantástico post. Muchas gracias por compartirlo con nosotros.
    Un saludo.

    • Muchas gracias Víktor.

      Efectivamente, la sonrisa tiene que ser real y no una impostura. Me gusta mucho el refrán de ‘No puedes engañar siempre a todo el mundo’. Vamos que al final te van a descubrir y la mentira se lleva muy mal.

      Otra cosa es que potenciemos nuestras características personales más positivas. Zidane como jugador, cuando no necesitaba tener un perfil tan público, era mucho más callado y tímido. Ahora ha explotado su faceta sonriente. Sigue siendo Zidane, pero su lado sonriente. En su intimidad seguirá el Zidane callado.

      El caso evidente, si eres agradable con los demás, cercano, atento, etc, van a contar contigo mucho más.

      Un saludo!

  2. ¡Hola Diego!
    Soy de las que opina que con una sonrisa siempre vas a llegar más lejos que con la cara de perro.
    Algunos confunden sonrisa con colegueo o rictus serio con profesionalidad. Creo que ni tanto ni tan calvo y hay un término medio.
    Verás, hace unos meses el farmacéutico de mi barrio traspasó la farmacia. Alguna vez que otra iba a comprar allí porque me pilla a tiro de piedra, pero muchas veces prefería andar 4 minutos más e ir a otra farmacia en la que, si bien no eran tampoco la alegría de la huerta, sí eran un poco más abiertos.
    No es que mi farmacéutico fuese borde, pero le costaba mostrar los dientes. Era muy profesional, pero siempre te dejaba con ese regustillo en la boca de “joder, podía ser más alegre”
    Pues bien, hace unos meses cogió la farmacia una pareja joven. Son la caña, Diego. Súper amables, súper sonrientes y siempre dispuestos a ayudarte con cualquier cosa. Yo ya no voy a otra farmacia que no sea esa. Y precisamente el otro día hablando con uno de los dueños le dije: “oye, no cerráis por vacaciones??” y me comentó que como era el primer año que tenían la farmacia querían probar si el nivel de ventas bajaba mucho o no. Yo le respondí que desde que ellos llevaban la farmacia siempre estaba llena. Me respondió con una amplia y sincera sonrisa: lo sé, mucha gente me lo ha comentado.
    No te puedes hacer a la idea de cómo está ahora el local, Diego. También es cierto que como se enrollan tanto a hablar con todo el mundo se les termina acumulando la gente, jajaja!
    Pero a lo que voy: el negocio va viento en popa y siempre hay gente en la farmacia (cosa que antes no ocurría) Se han ganado el cariño y la fidelidad de la gente con esa sonrisa con la que siempre te reciben. Y eso, en un negocio como una farmacia, es fundamental. El farmacéutico es el paso previo (en muchas ocasiones) a la visita al médico: te conoce, te aconseja, te pregunta cómo va todo… de esa manera tienes un cliente para toda la vida. ¿Has necesitado mucha inversión para ello? Cero, sólo hay que sonreír (de manera sincera, pero hay que ser más amable en esta vida)

    Bueno, te contaría mil anécdotas más de este tipo pero no te quiero petar esto, jajajaja!!
    Buenísimo post, compi. Un besazoooo!

    • Hola Bea.

      Genial tu comentario, una historia muy reveladora.

      Me recuerda a un viaje de familia que hicimos a la Toscana, qué recuerdos! Me salió un álbum Hoffmann impresionante.

      Una de las cosas que me llamó la atención, al margen lógicamente de lo bonito que es, fue la amabilidad de todos los profesionales de hostelería. Siempre con una sonrisa en la cara, siempre te atendían como el rayo. Te hacían sentir que eras lo más importante para ellos. ‘Un café por favor’ (traducción del itañol)
      ‘Subito’.

      Luego vas y lo comparas con España. Me imagino que si el salario es bajo influye, pero hay tantos sitios que te perdonan la vida cuando te traen algo. O el que va de simpático en realidad es un cuñado camuflado que se te encaja en la mesa para darte la vara, o peor, hace chistes a costa tuya.

      Pues eso, nosotros tenemos producto pero no sabemos vender. Los italianos incluso cuando no tienen producto lo compran por ahí (como el aceite español) y venden como artistas.

      Un abrazo Bea!!

Deja un comentario

Diego Artola Komunik te informa que los datos de carácter personal que me proporcionas rellenando este formulario serán tratados por Diego Artola (Diego Artola Komunik) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado

Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor del hosting de Diego Artola Komunik) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorio tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud.

Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación y oposición al tratamiento de tus datos personales en los términos y en las condiciones previstas en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo dartola@diegoartolakomunik.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web https://diegoartolakomunik.com/ así como consultar mi política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies