¿Está tu web adaptada a Internet? Renueva tu mentalidad

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp
¿Está tu web adaptada a Internet? Renueva tu mentalidad
Puntúa el post

Nuevas webs para los tiempos actuales, webs adaptadas a Internet, no queda otra, renovarse o morir. La única manera de captar seguidores en la web, ya no te digo si son clientes, es adaptarla al modo de navegación de los internautas. Ya el término nauta te da muchas pistas de cómo somos los usuarios en la red, auténticos cosmonáutas en territorio extraño que viajamos a la velocidad de la luz. Si tus visitas a la web son estrellas fugaces escapando de tu página sigue leyendo, lo necesitas.

Antes de recomendarte estrategias y modelos de una web empecemos por el principio. Tienes que cambiar de mentalidad empresarial.

Error de enfoque

Hay un error de enfoque muy frecuente en las webs que suelen están diseñadas para estancias de larga duración. Es como el periódico de papel de antes planteado para una lectura de una hora de duración en desayunos o comidas prolongadas.

Para un estilo de vida que se quedó atrás. Reconozcámoslo, vivimos demasiado rápido. En Internet ocurre lo mismo, la gente no lee, escanea. No hay tiempo.

Son habituales las webs hechas a la medida de su dueño,  como les gustaría que se viera su empresa. Te imaginas la situación ideal de una tienda física de ropa donde el cliente ideal, una mujer de mediana edad, permanece media hora probándose 4 vestidos para comprarse finalmente 1.

O ya puestos más de 2, que estamos soñando en una situación ideal.

Webs egocéntricas

Este esquema se repite con webs corporativas que quieren contar al detalle todos sus productos que por supuesto son maravillosos. Es lo que dicen ellos que han puesto a todas sus abuelas a masajearles el ego. Evidentemente, casi estás obligado a comprarles porque son muy buenos, así que espabílate. ¿Convencer? para qué, pero no has visto que son muy buenos. A qué esperas.

Así que nos queda una web larga y poco concreta. Si ese es tu caso te lo tengo que decir, tienes un peñazo egocéntrico. Te conviene volver a planificar tu web.

Una web sin objetivos concretos sin un mensaje claro sin un destinatario definido sin cercanía. Y sin visitas, me temo. Y peor aun, sin clientes. Un catálogo soso subido a Internet. Tal vez pienses que vale con eso, que ya pueden ver lo que tienes y que has dejado una página de contacto y hasta un número de teléfono. Total ya tienes una web, algo que no pueden decir la mayoría de tus competidores.

Internet es una estrella fugaz que viaja a la velocidad de la luz -  Blog DAK Diego Artola Komunik
Internet es una estrella fugaz que viaja a la velocidad de la luz. FOTO: Sergiu Baciou

Se te olvidó lo más importante, seducir a las personas, apelar a sus emociones hasta hacerte indispensable para ella.
Una opción tentadora es reproducir el modelo clásico de unos clientes pacientes repasando detalladamente la web para valorar detenidamente sus productos. Claro que no pensarías que lo hacían por gusto. A decir verdad, tenían paciencia de monje de clausura porque no había otra alternativa.

Dibujamos un perfil de comprador impotente, una mentalidad del Siglo XX en un mercado digital que viaja a la velocidad de la luz. El cuento ha cambiado totalmente, ahora el cliente tiene el poder. Y lo sabe. Y lo ejerce. Busca, compara y decide. Empezó con el cliente mariposa, que  abandonó su fidelidad con la marca de siempre en busca de ofertas. Y la cosa ha derivado en el cliente abeja, que además de buscar exige y se queja en las redes sociales.

Por eso, La máxima de que el cliente siempre tiene la razón es más real que nunca. En la web el usuario no es de carne y hueso, va vestido de Supermán y en cuestión de segundos vuela continentes. Tiene de su lado el poder de Google para encontrar alternativas al instante.

[piopialo vcboxed=”1″]Hay un nuevo paradigma económico que se refleja en Internet. La calidad no es propaganda, la cercanía no es una pose, la rapidez no es un eslogan[/piopialo]

Ahora el mercado es el mundo, o por lo menos un espacio de venta que supera fácilmente los límites del ámbito local. La prepotencia y el egocentrismo ya no son posibles. ¿De verdad te crees que el internauta te va a aguantar la chapa de tu empresa maravillosa?.
Una web que pasa del cliente no puede generar otro sentimiento que no sea el de la indiferencia.

Bienvenido al cambio de siglo. Hay un nuevo paradigma económico que se refleja en Internet. La calidad no es propaganda, la cercanía no es una pose, la rapidez no es un eslogan.

Una web sin capacidad de atracción tan sólo es el reflejo de una gestión obsoleta. Pero si ese es tu caso no te preocupes. En los próximos posts te voy a ayudar a mejorar la web para que sea irresistible para tus clientes. Probablemente los mismos cambios te permitan sobrevivir con tu empresa.

Adaptarse o morir. Y tu proyecto no va a morir, ¿a que no?.

Ahora te toca a ti ganarle a Internet y hacerte un hueco en el océano digital.

Dame tu opinión y cuéntame las webs que no te gustan nada. Te pido además que me ayudes a conseguir páginas más cercanas a los usuarios, preparadas para hacerte caso.

Difunde este post en las redes sociales. ¡Cambiemos Internet!

Soy copywriter de marca personal para emprendedores que quieren brillar. Conmigo aprenderás a diferenciarte para destacar. Descubre el Copywriting&Marca Personal!!
Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp

Deja un comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies