Los 8 errores de principiante que debes evitar en un blog

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp

Enhorabuena por tu nuevo blog, pero agárrate que vienen curvas porque es muy probable que cometas los 8 errores de principiante del blogger en prácticas. Mejor dicho, ibas a cometer los mismos fallos de manual en los que todos caímos de novatos. En este post vas a descubrir todas las trampas del blogging y la forma de evitarlas. ¿Te lo vas a perder?.

La línea entre el éxito y el fracaso de un blog depende de dominar los principios básicos del blogging. Lo primero de lo que tienes que ser consciente es que Internet es de consumo ultra rápido. La receta de un blog de éxito tiene los siguientes ingredientes: un público concreto, una publicación regular, un estilo propio, una estructura ligera, una lectura fácil, un titular eficaz, una gramática correcta y una optimización SEO.

1. Sin público específico

La única forma de tener un lector es dirigirte a él. Un blogger sin público es como un enamorado sin novia. Tendrás que hablarle de tu a tu, seguro que sí, pero antes de nada deberás saber quién es.

No puedes escribirle a todo el mundo, porque eso es escribir para nadie.

La elección del público es la decisión más estratégica del blog. Se trata de mirar en tu interior y analizar fríamente a quien le interesas. No te hagas trampas, la respuesta no es a quién quieres interesar si no a quien puedes. Si tu público ideal no encaja con tu público real no te queda otra que ajustar tu propuesta de valor, tu identidad y estilo.

[piopialo vcboxed=”1″]Personaliza a tu lector con su cara y su nombre y háblale sólo a él. Anticípate a sus deseos, disipa sus miedos, atiende a sus necesidades [/piopialo]

Elegido ya el público ya puedes decidir tu estilo editorial y tus temáticas con la mente puesta en tu perfil de lector definido hasta el máximo detalle. Pon su fotografía imaginaria delante del ordenador, personaliza a tu lector con su cara y su nombre y háblale sólo a él. Anticípate a sus deseos, disipa sus miedos, atiende a sus necesidades y tu enamorado te corresponderá.

2. Sin constancia

Una semana publicas, la otra no. Te pasas 2 meses sin publicar y en un arreón te cascas tres posts en la misma semana. Lanzas el post los miércoles, los jueves, los domingos, a la mañana o a la tarde cuando te sale. Los blogs se alimentan del seguimiento, y los lectores son animales de costumbres. Y a ti no hay quien te siga.

Los medios convencionales aseguran su cita con el público con una fecha sagrada. Si el boletín informativo radiofónico es cada hora en cuento suenan las señales horarias empieza. Puntualidad británica. El diario llega al kiosko ya desde la primera hora de la mañana. Poner una fecha y una hora es la mejor manera de fidelizar al público.

Un truco que te recomiendo es tener un plan editorial, donde puedas planificar con al menos un mes de antelación los temas a tratar para que puedas adelantar trabajos de intendencia del blog, como la documentación de los temas o la búsqueda del material gráfico.

No quiero flagelarte, es posible que lo tuyo no tenga nada que ver con la improvisación. Tal vez estés atrapado por los miedos del debutante, que te sientas inseguro. Céntrate en tus fortalezas, las materias que dominas o que te has documentado, dónde puedes aportar un testimonio sólido.

[piopialo vcboxed=”1″]Lo perfecto es enemigo de lo bueno. Es mejor mantener una línea constante de publicación que hacer un único post brillante[/piopialo]

El primer paso para desbloquearte es que perder el respeto al bloggin. No es para tanto, no tienes que ser un experto, menos aun una eminencia. Hazme caso, el perfeccionismo es tu enemigo. Es mejor mantener una línea constante de publicación que hacer un único post brillante. Sí, ya lo dijo Voltaire hace más de 200 años, lo perfecto es enemigo de lo bueno. Dale al enter my friend.

3. Errores gramáticales

Te has pasado de frenada. Quieres transmitir entusiasmo, ser divertido y ameno. Inundas todo tus textos de emoticonos y de expresiones graciosas. Lo siento, has confundido el blog con el chat de tus amigos de Whatsapp. Corres el grave peligro de ser un graciosillo Online y que tus posts sean el pito del sereno 2.0.

Como toda regla hay excepciones. Hay blogueros con un estilo personalísimo que triunfa. Hacen del buen rollo una de las claves de su éxito, conectan con sus seguidores, acumulan una tonelada de comentarios y su contenido se viraliza con mayor facilidad por las redes sociales.

Yo al único que conozco de esas características es Víctor Campuzano. Tengo que reconocer que a veces me cuesta pillar el estilo de Víctor. Claro que ofrece un material de tanta calidad que su toque te puede hacer hasta gracia.

Si quieres seguir por el camino de la transgresión con un estilo único adelante, pero cuidado. Esa apuesta sólo se puede mantener si consigues hacerte valer ante tu audiencia.

Sí, el contenido es el rey y cada frase tiene que merecer tanto la pena que no puedas dejar de leer.

Aprender a escribir es fundamental para prevenir los errores de principiante - DAK Diego Artola Komunik
Se necesita aprender las técnicas básicas del blogging para evitar los errores más comunes.

4. Sin estilo

Ampliamos el punto anterior y damos la bienvenida al estilo. En una red con contenidos surgiendo a cada instante la diferenciación es un valor incalculable. Es la diferencia entre ser uno más de un millón o ser único. Además, la personalización ayuda a identificarte contigo y a que crees comunidad. Porque eres auténtico, real, singular y mereces la pena. Pues sí, molas. ¡Qué más puedes pedir!.

[piopialo vcboxed=”1″]La personalización ayuda a identificarte contigo y a que crees comunidad. Porque eres auténtico, real, singular y mereces la pena[/piopialo]

Sobre gustos no hay nada escrito, pero te voy a dar unas recomendaciones básicas para que el estilo no llegue a ser un problema antes que una solución.

  • Es mejor caer en gracia que ser gracioso. Mantén el respeto con tu público, la educación. Es preferible un tono de simpatía contenida que un estilo desenfrenado. Nunca me cansaré de decirlo, que tus publicaciones destaquen por su contenido antes que por su tono.
  • Ten una línea definido. El estilo implica asumir una limitación. El personalismo no puede degenerarse con bandazos erráticos. Tu público tiene que tener la seguridad de que el blog no dejará de lado sus gustos e intereses. Y claro que se puede cambiar, pero tómatelo como la mudanza de casa que haces cada mucho tiempo para que los muebles (tus seguidores) vayan contigo.

5. Lectura difícil

Sí, la comunicación también tiene su herencia recibida, todos los vicios del pasado siglo con la tentación de comunicar por ego, por un prestigio impostado. Escribir podía a ser una pose social, un estatus, un toque de distinción. Así que abundaba la escritura compleja, las expresiones difíciles.

Y para entenderme no tienes más que leerte las sentencias judiciales, con frases eternas, llenas de latinajos, frases subordinadas……No hay comunicación surrealista e ineficaz que la que no se entiende.

Precisamente la comunicación está inventada para unir y sumar. El copywriting que funciona es el que llega al corazón y consigue conectar y moviliza al destinatario hacia donde quieres. Así que el post debe ser sencillo, que no simple, y fluido para enganchar al público.

[piopialo vcboxed=”1″]La comunicación está inventada para unir y sumar. El copywriting que funciona es el que llega al corazón y consigue conectar [/piopialo]

Todavía queda la sensación de que la redacción compleja tiene más prestigio. Ya me entiendes, el usar palabras minoritarias o terminología especialista. Es una expresión sin alma y sin encanto destinada a un núcleo limitado.

De nuevo hay las excepciones. Los términos ingleses, son todo un golpe de efecto. Parece que todo suena mejor. A veces será indispensable porque el factor trendy le da un atractivo irresistible. Así que foodie parece mejor que amante de la cocina, igual que runner, look o celebrity.

6. Estructura pesada

Es recomendable que tus publicaciones sean largas, pero es pecado mortal que la lectura se haga pesada. Enhorabuena, lo que escribes merece la pena. Ahora toca que se lea. Tu primer paso es una lectura ágil.

Tu lector digital te puede leer mucho, pero te va a aguantar poco. Sinceramente, más que leer te van a escanear. Y un bloque de texto es la menor manera de ahuyentarle.

[piopialo vcboxed=”1″]Te enfrentas a un público impaciente y exigente que llega diciendo qué hay de lo mío; el cliente que pide calidad servida a la velocidad de un fast food.[/piopialo]

Te enfrentas a un público impaciente y exigente que llega diciendo qué hay de lo mío; el cliente que pide calidad servida a la velocidad de un fast food. El remedio infalible para la impaciencia son frases cortas, párrafos pequeños y una estructura que le sirva los contenidos indispensables al instante.

Es el lector ardilla que salta de párrafo en párrafo antes de irse definitivamente, Epígrafes, negritas y sumarios serán sus muletas para terminar tu texto. Y no lo dudes, el contenido visual es un factor importante para que te sigan.

7. Un título sin fuerza

Antes de titular cualquier cosa te conviene saber que el 95% de tus visitas vienen de los títulos. Esa pequeña línea es la puerta de entrada a la publicación, la que incita a seguir leyendo o te pide que continúes la búsqueda.

El título encierra la promesa de un contenido que merece la pena. Tienes que generar expectativas, alimentar la curiosidad y gustar. Un tres en uno en toda regla.

Hacer un buen titular es decisivo para proteger un gran contenido. Es habitual entre los principiantes que empiecen escribiendo el texto y acaben cuadrando el titular. Los bloggers más experimentados hacen lo contrario, titulan primero para desarrollar a continuación el contenido.

Si empiezas te conviene saber que hay dos tipos de título, los de Google y los del público. Y al principio te toca hacer la cuadratura del círculo con un mix titulando como un robot pero gustando a las personas.

[piopialo vcboxed=”1″]Google es tu mejor lector, el que te va a publicitar la entrada poniéndote en contacto con la gente[/piopialo]

El buscador es una máquina que clasifica las entradas de forma aséptica sin valorar el atractivo de los títulos. No puede. Por supuesto, no entiende de ironías ni de juegos de palabra que hacen tan atractivo un titular. Si crees que es aburrido piénsalo detenidamente, Google es tu mejor lector, el que te va a publicitar la entrada poniéndote en contacto con la gente.

Cuando ya has crecido y has consolidado un público fiel ya puede salir el creativo que hay en ti y lanzar títulos sorprendentes y mágicos que hagan irresistible leerte. Ya puedes mirar a Google a distancia.

8. Sin SEO

Cuando empiezas con un blog puede que no seas consciente pero el SEO es imprescindible porque es la manera de tener visibilidad apareciendo en los resultados de búsquedas de Google. Esta especialidad da para muchos posts pero quédate con lo esencial para que te tenga en cuenta el buscador, escribe de un tema específico que tenga demanda.

Los americanos revolucionaron el marketing y la comunicación con su sentido práctico. No se escribe por escribir, para divagar, para irse por las ramas. Se publica para transmitir algo concreto. Y el texto se levanta con las vigas de los términos precisos que le dan forma. Los estadounidenses ya le han dado nombre, keywords, palabras clave.

Surge de esta manera el copy SEO, que es una forma de escribir bien lo que importa. La mejor manera de que tu texto tenga éxito es que sea relevante, que le des al público lo que necesita, ceñirte al guión.

Porque si escribes sobre las mejores playas el lector no busca información sobre excursiones en la montaña ni de hoteles urbanos recomendados. Puede que le interese en otro momento, pero no en plenas vacaciones de verano cuando busca playas para disfrutar de verdad.

La mejor forma de saber si el tema que preparas tiene interés es descubrir si tiene demanda. Para confirmarlo tienes que someter la temática a la prueba de las búsquedas con herramientas gratuitas como el planificador de palabras clave de Google Adwords o Übersuggest.

Y aségurate un SEO de mínimos, un título con palabra clave o una foto con la etiqueta Alt, que es la descripción que lee Google. Tu mejor amigo será el plugin SEO by Yoast.

Estas son las recetas para sacar adelante tu publicación. El blog necesitará de motivación, esfuerzo e ilusión. Es como un niño al que hay que cuidar y mimar. Por cierto, si te ha gustado este post te pido que lo compartas en tus redes sociales para reivindicar los blogs que merecen la pena.

Y recuerda, #ComunicayVenderás

Imagen de Phil Roeder

 

Los 8 errores de principiante que debes evitar en un blog
Puntúa el post

Soy copywriter de marca personal para emprendedores que quieren brillar. Conmigo aprenderás a diferenciarte para destacar. Descubre el Copywriting&Marca Personal!!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp

2 comentarios en “Los 8 errores de principiante que debes evitar en un blog

  1. Enhorabuena Diego, ¡magnífico artículo!

    Creo que los cometo todos, los 8 errores.
    Ya he añadido tu post a favoritos, lo utilizaré de checklist antes de darle al botón publicar.

    • Muchas gracias Rafa, y perdona que haya tardado en contestarte. Es lo que tiene julio. No te mortifiques que tu blog cumple de largo la primera regla, contenido de interés que genera valor. Tu serie de posts para eliminar el spam de la analítica es francamente bueno. Los voy a utilizar para limpiar mi analítica. Un abrazo.

Deja un comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies