¿Quieres vender más? 6 claves de la solidaridad que enamorarán a tus clientes

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp

Hoy es uno de esos días que me siento en paz conmigo mismo y con el mundo. Aparentemente la venta te presenta  un dilema diabólico, los valores contra el dinero; la solidaridad contra el bienestar; el progreso contra el medio ambiente.  Ser una persona sin escrúpulos capaz de vender a su madre, o no tener un duro.

¿Y si no tuvieras que elegir?

Por eso me encanta el post de mi invitada de hoy, Sonia Sánchez, especialista en responsabilidad social corporativa para Pymes. Ella va a tranquilizar tu conciencia, ser buena persona tiene premio, conseguirás vender más en tu trabajo.

¿Quieres saber cómo? Lee este pedazo de post y descubre las 6 claves para triunfar gracias a la solidaridad

Odias reconocerlo pero en el fondo lo sabes:  en tu mercado eres simplemente uno más.

Y sabes que mientras no consigas diferenciarte y sobresalir, vas a tener que sudar y sufrir cada venta; un esfuerzo titánico que te roba el tiempo y la energía que querrías dedicar a tu auténtico trabajo: a escribir, a diseñar, a crear, a fotografiar…

Lo has intentado todo. Y sigues siendo uno más. Pero hay un mecanismo de venta que has pasado por alto,  ¡cuando es infalible!:

Si quieres brillar y enamorar a tu cliente, usa el corazón.

Taranná es una pequeña agencia de viajes. Pero no es una más. Sus clientes repiten año tras año y están orgullosos de decir a sus conocidos que se van a la India con Taranná.

Porque ser clientes de Taranná dice algo de ellos mismos: dice que son personas solidarias y comprometidas con el medio ambiente. Estos clientes son fieles y recomiendan su agencia de viajes, porque se identifican con ella.

¿Quieres, de una vez por todas, diferenciarte en tu sector y ser irresistible para tus clientes?

Te dejo las 6 claves para que enamores a tus clientes mientras haces de este mundo un lugar mejor.

1. La solidaridad tiene que ser verdadera

Esto no va de hacer una donación a una ONG, plantar unos árboles, colocar el logo en tu web y sentarte a esperar.

Esto tiene que ser auténtico, tiene que ser parte de tu forma de ver la vida.

Si no es así, mejor ni hagas nada ni lo cuentes. Se atrapa antes a un mentiroso que a un cojo y te arriesgas a un sufrir un efecto rebote que ríete tú de las dietas milagro.

2. Comunicar tu compromiso con este mundo permite a tu cliente conocerte mejor

La personas quieren tratar con personas.  De hecho, se relacionan con las marcas como si de humanos se tratasen: las aman, las odian, les son indiferentes, se ofenden si sienten traicionados…

Cuanto más humano te muestres, más oportunidades tienes de atraer, convencer y vender.

Tu objetivo es demostrar que detrás de tu web hay una persona. Tú.

¿Y qué te define como persona?

Tu estilo de vida, tu familia, la música que escuchas, si tienes perro o no, la edad de tus hijos, tus fracasos, tus sueños, lo que lo inspira, lo que te importa, lo que te frustra, tus valores, tu “Te imaginas?”…  

Es más fácil establecer lazos con la gente que con las marcas sin alma… y… si resulta que tus valores coinciden con los de tus clientes… ¡aahhh!, entonces…

¡Te conviertes en el profesional más sexy del mercado!

Vas a ir a los eventos de networking y van a hacer cola para tocarte (la mano) y tomarse algo contigo… (un canapé). Suena bien, eh?

3. Tu implicación te hace diferente

En un mercado saturado, o eres diferente o no existes.

Tienes un producto genial, un precio adecuado y eres exactamente lo que tu cliente necesita.

Sólo que él no lo sabe. Porque no te ve entre la multitud. La discoteca está llena de otros, como mínimo, igual de guapos que tú.   

¡Pero tú eres diferente!, ¡su alma gemela!

Sólo que no tienes la oportunidad de demostrarlo. Ni te mira.

¡Ey! Pero a fuerza de pasearte por delante marcando palmito… (que si email marketing, que si copywriting, que si horas de trabajo invertidas en tu página Acerca de mí…), ¡hoy ha detenido su mirada en ti! Ahora o nunca. Es tu única oportunidad para que nazca el romance de tu vida.

Tienes 7 segundos  para demostrar que tú eres diferente. Que tú, además de imagen, tienes cerebro y corazón. Que tú eres persona y no sólo marca. Como él.

[piopialo vcboxed=”1″]Todos tratan de vender el mejor producto al mejor precio, pero ¿cuántos conectan con sus clientes a través de sus valores?[/piopialo]

Porque, mira a tu alrededor. Todos tus competidores tratan de vender el mejor producto al mejor precio, pero ¿cuántos tratan de conectar con sus clientes a través de sus valores?.

Si la respuesta es muchos o varios: amigo mío, ya estás tardando. No estás entre los más guapos de la fiesta.

Si la respuesta es ninguno… la solidaridad y el medio ambiente son tu oportunidad para diferenciarte.

Para conectar con tu cliente.

Para posicionarte en su corazón.

Para que te considere lo más valioso de su vida y quiera que seas el padre de sus hijos…

Vale. Me he pasado… 😉

4. La solidaridad y la ecología aumentan tu valor subjetivo

¿Y si por el mismo precio pudieses ofrecer a tus clientes mucho más?!

Explicar en qué consiste tu compromiso con este mundo a tus clientes y permitirles formar parte de ello aumenta tu valor para los mismos porque:

  • Haces que se sientan bien mientras compran:

Un pequeño granito de arena  para un mundo mejor, sin ningún esfuerzo.

Pero, repito, la clave es el “haces que se sientan bien”… marketing emocional; emoción positiva impresa en su cerebro y asociada a ti: el inicio de una gran amistad.

  • Les permites expresar al mundo quiénes son ellos:

Gente comprometida. Gente que vale la pena.  Necesitamos el reconocimiento de los demás. Es como una droga. Queremos que nos quieran. 

Y cada uno quiere que ser adorado por algo diferente: por ser el más guapo, el más inteligente, el mejor deportista, el más generoso, el más comprometido…

  • Te asocia a valores como la justicia, el idealismo, el compromiso y la honestidad.

No está mal como reputación, ¿no?

5. ¿Y cuáles son los valores de tus clientes?

Pues  dependerá de tu sector; si te dedicas a dar servicios a deportistas: el esfuerzo, el juego limpio, el trabajo en equipo… si estás en el negocio de lo bio, el medio ambiente, el equilibrio, lo slow… 

Pero hay valores que son universales. Los que responden a nuestra naturaleza más primitiva; los que llevamos marcados a fuego en nuestro ADN: la solidaridad y el respeto por el medio ambiente. 

Porque si nuestra naturaleza no fuese solidaria, ya se nos hubiesen zampado las alimañas hace miles de años. ¡Rectifico!: millones de años.

Porque a todos nos gusta disfrutar del sol y del aire libre. Y porque a todos nos da rabia que los ríos estén hechos una mierda, el campo y el mar lleno de plásticos y cada día se extingan no sé cuantas especies animales.

A la gente no le da igual.

Atento a las conclusiones del estudio “Superbrands 2016” de Havas Worldwide sobre los consumidores españoles:

  • El 67% prefiere comprar productos de marcas con las que comparte valores.
  • El 58% declara haber aumentado en los últimos años su atención hacia el impacto social y medioambiental de los productos que consume.
  • El 53% declara prohibirse comprar productos de compañías con un impacto social o medioambiental negativo.
  • Sólo el 4% declara que no espera que las empresas lleven a cabo ningún tipo de acción social.

[piopialo vcboxed=”1″]El 67% quiere marcas con las que comparte valores. El 53% rechaza a las empresas con impacto negativo[/piopialo]

Y muchos me diréis que las estadísticas pueden decir misa, pero que la inmensa mayoría de la gente no compra alimentos bio ni ropa de algodón orgánico. Que a la hora de pagar, al consumidor le da igual.

Es cierto que las buenas intenciones que declara la gente en las encuestas no se materializan en sus compras: el consumo de artículos de comercio justo sigue siendo minoritario, Volkswagen apenas ha bajado ventas después del gran escándalo en torno a las emisiones de Co2…

¿Quiere decir esto que, finalmente, a la gente sí le da igual?  

Yo creo que no.

Yo creo que lo que muestra es que a día de hoy ¡es rematadamente difícil hacer compras coherentes con los valores de solidaridad y respeto al medio ambiente!:  no hay un mercado bio en cada esquina, no hay ropa ecológica en las tiendas, no tenemos ni idea del impacto ecológico y social de nuestros proveedores…

Pero créeme: la solidaridad y la ecología son tendencia.

Pocas veces los clientes nos dicen tan claramente lo que quieren.

Lo dicen las estadísticas y yo lo veo en la calle:  vivo en Viena y te aseguro que aquí, si no eres vegano, voluntario de Cáritas, vas en bici y te vistes con algodón orgánico no eres nadie.

Es una tendencia que no para de crecer y que quizás en España se siente menos porque la crisis económica hace que a la gente no le sobre el dinero, pero, esa misma crisis  nos ha regalado una mayor conciencia social. ¡Es la semilla de la revolución!  (sí, me encanta el dramatismo 😉 ).

 ¿Te imaginas?… ¿y si existiese una legión de potenciales clientes que son personas solidarias en tu sector? ¿Y si esos clientes estuviesen deseando encontrar a un proveedor coherente con sus valores?

Quizás tú no eres el único con esos valores, pero puedes ser el único que lo cuente… o el primero. O el que mejor lo cuente, que para eso sigues a Diego Artola.

Pero… ¡atención!:

6. Un cliente enamorado es un arma de doble filo

Un cliente que se identifica contigo, que te elige frente a opciones racionalmente mejores, que te adora…  es un arma de doble filo.

Si se siente traicionado, si descubre que tus valores eran de cartón piedra… prepárate porque va a ser como el amante despechado que te quema el coche en la calle.

Quizás ahora mismo estás pensando que tú sí eres solidario y te importa el medio ambiente, pero que realmente no tienes gran cosa que contar; tú eres pequeño y no puedes arreglar el mundo.

Error. Las PYMES suponen el 99% de las empresas y el 47% del empleo en España. Las PYMES son la clave para cambiar el mundo.

No importa el tamaño. Te presento a Henry. Tiene 5 años y está dispuesto a luchar para salvar este planeta.  A sus 5 años, ha salvado ya a varios bichos y ha conmovido e inspirado a miles de personas. 18.000 “Me gusta” en Facebook en 10 días. ¡Necesitamos a muchos pequeños con grandes sueños!

Así que, convéncete de que tú también puedes hacer grandes cosas, empieza y  ¡cuéntalo como tú sabes, guerrero del copywriting!

Y una advertencia final:

Esto de la solidaridad, la ecología y la responsabilidad social es adictivo…  empieza como amante, se trasforma en tu pareja… y, no sabes muy bien cómo, terminas casándote y… feliz.

Y tú, ¿cuál es tu pequeña gran aportación para un mundo mejor? Compártelo  en los comentarios. ¡Gracias!

¿Quieres vender más? 6 claves de la solidaridad que enamorarán a tus clientes
Puntúa el post

Me llamo Sonia Sánchez. Me apasiona el potencial de las empresas para cambiar el mundo; así que ayudo a las PYMES a integrar la responsabilidad social corporativa en su estrategia. Puedes seguirme en www.rscyempresasocial.com

Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
WhatsApp

7 comentarios en “¿Quieres vender más? 6 claves de la solidaridad que enamorarán a tus clientes

  1. Qué buen post Sonia! me han entrado unas ganas increíbles de potenciar la parte ecológica en mi negocio. De hecho imprimo con tintas ecológicas, pero la verdad que no se me había ocurrido mencionarlo en los productos, asi que voy a ello ya!! Muchas gracias Sonia y Diego!

    • Gracias Daniela!

      Qué ilusión me hace haberte servido de inspiración para potenciar la dimensión ecológica de tu negocio! 🙂 Me has alegrado la mañana!

      La verdad es que creo que sería un complemento ideal para los productos que vendes en tu tienda, ya que la diferenciación sería doble: en diseño y en sostenibilidad, lo que los hace doblemente especiales y además atrae a un público muy concreto que ahora mismo no es tu público objetivo principal pero que es una vía de segmentación muy interesante: el de aquellos consumidores realmente comprometidos con la ecología.

      Por cierto… estoy deseando que lances tu blog! tiene una pinta genial. 🙂

      Un abrazo.

    • Sonia ha hecho un gran post. Y tiene mucha razón Daniela. Los clientes compran por muchas razones, y la ecología es un motivo muy fuerte para la gente comprometida con el medio ambiente.

  2. Hola,
    Me ha gustado mucho esta entrada: el contenido y el modo en el que está escrito.
    Enhorabuena a los dos y gracias a Diego por descubrirme el blog de Sonia.

Deja un comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies